martes 18, diciembre 2018
Informoto

SUSCRIBASE A INFORMOTO DIGITAL

De la Redacción de INFORMOTO   

Informoto

SUSCRIBASE A INFORMOTO DIGITAL

De la Redacción de INFORMOTO   

Informoto

SUSCRIBASE A INFORMOTO DIGITAL

De la Redacción de INFORMOTO   

“YAGO” DESCRIBE DESDE LA RVM TEKKEN 250 LA RINCONADA, EN PERÚ
Informe de "Yago" ("Yago" por América)
21/07/2018


“La Rinconada es un centro poblado, está ubicada en la región Janca, es el poblado permanente más alto del mundo”, según la edición de mayo de 2003 de la revista National Geographic (5100 msnm).
TIERRA DE NADIE, DONDE LA VIDA NO VALE NADA... LE LLAMAN MUCHOS POR AQUÍ...
LA RINCONADA, PERÚ:
La población activa, más alta del planeta tierra, superando los 5015 msnm.
He visitado algunos países de América, cientos de ciudades, miles de pueblos, millares de asentamientos, comunas, y lugares habitados de la increíble Latino América, pero jamás había visto lo que vi en la Rinconada.
Si existe el infierno en la tierra, creo que este poblado puede ser una sucursal del mismo.
Llegar no fue nada fácil, a esas altitudes el frio es extremo, la mañana que llegué hacía menos 8 grados centígrados (8 grados bajo cero), a pesar de que el sol brillaba imponente, la congelada mañana se hacía sentir.
La ciudad comenzó como un campamento minero hace unos aproximados 40 años, campamento que comenzó a explotar la extracción del oro.
Poco a poco fue creándose la improvisada y precaria población, que hoy en día supera los 50.000 habitantes, que viven acinados, su mayoría en cubículos fabricados de chapa y maderas, soportando ahí las crudas noches donde la temperatura desciende a menos 20/25 grados centígrados (entre 20 y 25 grados bajo cero).
No existen sistemas de cloacas, ni recolección de basura, pocos cuentan con luz eléctrica y el agua está contaminada con uranio y plomo.
Sus calles son sedimentos de basura acumulada capa tras capa, y pasado el mediodía, cuando el sol comienza a derretir los charcos de desechos cloacales que abundan en las calles, el olor es bastante fuerte a pesar de la baja temperatura.
Hay basura por todos lados, entre las casas, en las calles y los cerros, no hay lugar que se salve de ser contaminado.
Provoca una mezcla de sentires y pensares estar ahí, en la cima del mundo, a la par de los nevados y ver a esa pobre humanidad demostrando la calamidad más grande. Miseria, desprecio por la salud, por el medio ambiente, por la vida misma.
Trata de personas, delincuencia, asesinatos, todo ocurre en la Rinconada, donde la ley tal y como la conocemos NO EXISTE.
Llega gente de todo el Perú a trabajar en las minas y montar comercios improvisados, llegan también delincuentes y prófugos de la justicia, ya que en aquel poblado solo existe un solo interés en común: EL ORO. Nada más importa.
Allí no van turistas ni visitantes, la Rinconada y su gente no saben de tal cosa. Llegué en mi moto, tan diferente e inocultable, no podía disimular de ninguna manera.
Yo, mi apariencia, una moto cargada, utilizando casco (allí nadie utiliza), y rodando por las calles del poblado...Sentí cómo las miradas me atravesaban, cuando miraba a los costados veía miradas oscuras, recelosas, indiferentes, sentía que ese no era mi lugar, ni era bienvenido.
No hay colores, solo predomina el blanco de la nieve y el gris/plateado de las chapas con las que construyen sus viviendas.
Avanzaba muy despacio y con sigilo por sus calles, aunque era en vano, todos se percataban de mi presencia y parecía incomodarles sobre manera a la mayoría, el resto indiferente.
No quería sacar la cámara de fotos ni hacer videos entre las calles, por dos motivos. Primero y principal, por respeto a no transgredirlos y en segundo lugar, por mi integridad.
Pero a pesar de todo, creo que hasta en el peor de los lugares hay corazones que dejan salir lo mejor de sí. Estaba parado junto a la moto, en medio de una cuadra, procurando estar lo más alejado posible de aquellas miradas ensordecedoras, mientras procuraba tomar alguna foto muy disimuladamente con el teléfono. Y pude ver que un grupo de tres mineros me miró diferente, no sé qué pensé en ese momento, pero en lugar de alejarme, me subí a la moto y me dirigí hacia donde ellos estaban, ahí parados mirándome como si fuera algo que jamás habían visto (de seguro lo era). Paré la moto y sin bajarme dejé que ellos dijeran la primera palabra.
“Qué haces aquí, dijo uno de ellos. Aquí no hay turistas...”
Les dije que no era un turista, era un viajero y que esa es mi vida. Les conté que ya conocía los lugares de visita común en Perú pero me interesaba conocer lugares diferentes y únicos como ese, el poblado más alto.
Continuamos conversando, y debo confesar que a pesar de lo cerrados e introvertidos que eran, la plática fue tornándose más amistosa y hasta me mostraron una pepita de oro que habían extraído de la mina.
Seguimos platicando y decidí mostrarles mi libro y contarles cómo llegue a publicarlo, por momentos sentía que no comprendían del todo lo que les contaba, y cuando les obsequié el libro, la mujer de uno de ellos, riéndose dijo que no sabían leer. Ellos solo se mantuvieron callados pero estiraban las manos y sonreían al recibir el libro.
“Será para mi hijo”, dijo uno de ellos mientras lo contemplaba.
No lo podía creer, no solo había podido hablar con mineros en La Rinconada, si no que había logrado obsequiarles un libro. ¡Sí! ¡Uno de mis libros se quedó en el poblado más alto del planeta!

REVISTA INFORMOTO  -  DICIEMBRE 2018  -  Nº 531 Tapa Edicion Actual Sumario Edicion Actual



www.informotoclasificados.com
    LA ESQUINA REPUESTOS 2014
    Descuentos del 10 % en repuestos ...








© Copyright 2010   |   JORGE V. MONASTERIO EDITOR   |   Todos los derechos reservados   |   INFORMOTO Marca Registrada 2.552.079